escaenfrde

Seleccione la categoria

Buscar FAQs

La optometría es la ciencia que previene, detecta y soluciona problemas visuales y su objetivo final es conseguir el máximo rendimiento visual con la menor fatiga y gasto energético. Para ello además de estudiar el estado refractivo del ojo es necesario considerar otros aspectos tanto personales (desarrollo, edad, salud general, aspectos cognitivos...) como ambientales (postura y distancia de trabajo, iluminación, mobiliario...)

Se pueden tratar aquellas alteraciones de la visión que no sean patológicas (enfermedades):

  • Ambliopía (ojo vago)
  • Estrabismo (gira un ojo hacia dentro o hacia fuera)
  • Problemas de aprendizaje y percepción visual
  • Fatiga visual y problemas de concentración
  • Miopías progresivas

La terapia visual consiste en la realización de unos ejercicios especificos y personalizados tanto  en la consulta y como en casa. Con estos ejercicios trabajamos las diferentes áreas en las que se tiene problema y enseñamos al cerebro a realizar las actividades de forma automática y eficaz.

Dependiendo del problema inicial se marcan unos objetivos. Tras el tratamiento conseguimos la máxima eficacia en el rendimiento, para poder realizar las tareas diarias de la manera más cómoda posible.

Depende de cuál sea el tipo de problema. Tras la evaluación de cada caso se puede hacer una idea del tiempo aproximado que va a durar el programa de terapia visual. Normalmente entre 6 meses y un año.

La observación por parte de padres y profesores es muy importante a la hora de detectar posibles problemas visuales. Algunos síntomas pueden ser:

  • En algún momento desvía un ojo o tiene visión doble.
  • Cierra un ojo o lo tapa a veces.
  • Lee muy despacio o señala con el dedo mientras lee.
  • Evita la lectura o prefiere que le lean.
  • Vocaliza cuando lee en silencio.
  • No recuerda lo que ha leído y tampoco sabe explicarlo.
  • Le duele la cabeza o le pican los ojos cuando mira de cerca.
  • Cuando lee mueve la cabeza en lugar de los ojos.
  • Se pierde cuando tiene que copiar de la pizarra al papel.
  • Invierte las letras p-q, b-d o confunde palabras (cama-como)
  • Cuando lee se salta palabras, líneas enteras o lee la misma línea dos veces.
  • Acerca mucho la cabeza al papel.

Según la psicología comportamental el ser humano tiene comportamientos ligados al estímulo y cuando se cambia el estímulo, cambiamos el comportamiento. Los campos del comportamiento (motor, lecto-escritura, socio-personal...) están vinculados a la visión y al control visual. Así que la visión y el comportamiento de una persona están interrelacionados y no pueden considerarse de forma aislada.

La especialidad de terapia visual puede considerarse bastante nueva en nuestro país. En cambio, en Estados Unidos llevan ya más de 50 años trabajando en ella, de manera multidisciplinar con todos los profesionales que intervienen en el campo de la visión.

El Óptico Optometrista es un profesional universitario, con una formación muy sólida en anatomía, biología, neurología, farmacología, patología, fisiología, psicología, ergonomía, especializado en conocer la fisiología normal y anormal de los ojos, la psicofísica de la visión, los procesos de percepción y cómo todo ello influye en la adquisición de los distintos aprendizajes, en el trabajo, en el ocio y en definitiva en la persona.

El Optometrista es un profesional formado y autorizado legalmente para determinar el estado de salud y la valoración funcional de los componentes de acomodación refractiva, ocular-sensorial-motora y perceptual del sistema visual. También está autorizado para la prescripción de lentes oftálmicas, entrenamiento visual para la mejora del rendimiento visual y para la adaptación de lentes de contacto y sistemas ópticos en personas con baja visión.

¿Qué diferencia a un optometrista de un oftalmólogo? El optometrista es un profesional sanitario que trabaja en la evaluación y tratamiento de las dificultades visuales ligadas o no a patología, así como en el estudio preventivo de la aparición de dificultades de rendimiento visual. Realiza refracciones (graduaciones) pero no trata las enfermedades oculares. Como profesional sanitario.

Depende de cada caso. En ocasiones simplemente con la terapia visual se consigue mejorar las habilidades del niño y con ello desaparece o el problema y en otras ocasiones también es necesario la intervención de otros profesionales o la realización de otras terapias.

Antes de empezar un programa de terapia visual es necesario realizar un estudio completo para saber si la terapia visual le podría ayudar. Nuestro estudio se realiza en cuatro sesiones, en las que evaluamos diferentes áreas:

  • Examen optométrico: análisis del control oculomotor, control acomodativo, control binocular, percepción del color, agudeza visual...
  • Coordinación ojo-mano
  • Habilidades visuo-motoras
  • Habilidades visuo-espaciales
  • Habilidades preceptúales: memoria visual, memoria visual secuencial, discriminación visual, constancia de forma...
  • Lateralidad y direccionalidad
  • Integración bilateral
  • Discriminación auditiva Reflejos primitivos

Por supuesto que se puede combinar con otras terapias: logopedia, reeducación auditiva, clases de apoyo en casa... en el caso de realizar otras terapias es muy importante el trabajo en equipo de todos los profesionales.

La insuficiencia de convergencia (IC) es un problema binocular, de coordinación de ambos ojos en visión próxima. Cuando miramos un objeto cercano (leer, escribir, trabajar con el ordenador...) los dos ojos convergen (se juntan hacia dentro) y es lo que nos permite tener una visión nítida y confortable. En el caso de la IC los ojos no tienen esta capacidad bien desarrollada y por lo tanto ambos ojos deben hacer un esfuerzo extra. Si este esfuerzo es mantenido en el tiempo puede ocasionar dolor de cabeza, visión doble, pérdida de la línea al leer, molestia en los ojos...

En este caso el tratamiento es la prescripción de lentes o prismas para reducir el esfuerzo y la terapia visual, para enseñar al sistema binocular cómo tiene que usar ambos ojos de manera coordinada y eficaz.

Se puede realizar exámenes visuales a cualquier edad, sobre todo es muy importante realizarlo si se sospecha de algún tipo de problema, si en la familia existen antecedentes de alta miopía o hipermetropía, estrabismos, ojo vago... dependiendo de la edad existen diferentes pruebas y tests adaptados a cada niño.

Se pueden tratar aquellas alteraciones de la visión que no sean patológicas (enfermedades):

  • Ambliopía (ojo vago)
  • Estrabismo (gira un ojo hacia dentro o hacia fuera)
  • Problemas de aprendizaje y percepción visual
  • Fatiga visual y problemas de concentración
  • Miopías progresivas

Si las habilidades han sido trabajadas de manera correcta e integradas los beneficios se mantienen en el tiempo. En algunos casos se dan ejercicios de mantenimiento, pero ya no se deben hacer con tanta frecuencia .

Si, debe solicitar cita previa.

Comprar las gafas de sol en una óptica garantiza que éstas han pasado todos los controles técnicos y de calidad y que cuentan con protección ultravioleta. Cuando se compran en el “top manta” las gafas de sol no han pasado los controles de homologación. Una gafa de sol sin la protección adecuada hace que la pupila se dilate permitiendo la entrada de mayor radiación ultravioleta sin ningún tipo de protección.

Las lentes de contacto se deben limpiar con unos líquidos especiales, nunca con agua del grifo. Dependiendo del tipo de lente de contacto y de las características de cada usuario el óptico-optometrista le recomienda un tipo de solución de mantenimiento.

El tratamiento de Orto-K consiste en la utilización de unas lentes de contacto por la noche, mientras se duerme. Estas lentes de contacto producen un moldeo en la córnea que hace que no sea necesario utilizar gafas o lentes de contacto durante el día. El tratamiento es totalmente reversible, en el momento en que se dejan de utilizar las lentes de contacto el moldeo va desapareciendo y entre 1 y 3 semanas la córnea vuelve a su forma original.

Se puede corregir la miopía, hipermetropía y astigmatismo.

Existen diversos factores individuales que obligan a realizar una valoración de la viabilidad en cada paciente.

Diversos estudios han demostrado que el uso de lentes de contacto de Orto-k ralentizan la progresión de la miopía.

El tratamiento es seguro siempre y cuando se sigan las pautas de que le ha dado su óptico-optometrista sobre el uso, limpieza y remplazo de las lentes de contacto de Orto- k. Es muy importante acudir a las revisiones periódicas que se le marcan.

No, las lentes de contacto de orto-k se llevan sólo por la noche mientras se duerme.

Se puede empezar a utilizar a unan edad temprana, sobre todo en el caso de niños y jóvenes miopes ya que además tienen la ventaja de la reducción en la progresión de la miopía.

Es muy recomendable para aquellas personas a las que no les gusta llevar gafas o lentes de contacto, que trabajen o practiquen deportes en los que no se pueden utilizar lentes de contacto. Aquellas personas que trabajan en ambientes de polvo o suciedad y son molestas las lentillas o las gafas.

También se pueden beneficiar de este tratamiento personas que por diferentes circunstancias no pueden operarse para eliminar su defecto refractivo. Pacientes miopes para controlar la progresión de la miopía.

El efecto que producen las lentes de orto-k sobre la córnea dura un día, en el momento en que se dejan de usar las lentes de contacto la córnea vuelve a su forma original y para ver bien es necesario el uso de gafas o lentes de contacto.

  • Se puede realizar en corneas delgadas, cuando la cirugía no es posible.
  • Ayuda a controlar la progresión de la miopía.
  • Es reversible.
  • Se ajusta a los cambios de graduación.
  • Se puede hacer a cualquier edad.