escaenfrde

 

ORTO-kEn Óptica Carreras adaptamos tus lentes RGP de uso nocturno. Duermes con las lentes (que moldean tu córnea por la noche para reducir la miopía) y al quitártelas cuando te levantas ¡ves bien!.

El programa de tratamiento de Ortoqueratología Avanzada (Orto-K) es el proceso de modificación de la curvatura corneal mediante lentes Permeables al Gas (GP) de Geometría Inversa (GI). Este cambio tiene como objetivo obtener una visión normal sin gafas ni lentillas durante el día.

Sin duda, es la alternativa a la cirugía refractiva (lasik, PRK, LaseK...) y la mejor manera de controlar la miopía en niños y adolescentes.

Quién puede beneficiarse

Pueden beneficiarse los pacientes con miopía media y baja, pacientes astigmáticos e hipermétropes.

Cómo funciona

Las lentes de contacto inducen una reducción transitoria del error refractivo mediante la modificación de la forma de la córnea, aprovechando la plasticidad de ella y en particular de su epitelio. Al poder controlar adecuadamente la magnitud del remodelado corneal, puede lograr que el ojo enfoque correctamente y se compense el defecto de refracción.

Diversos estudios han probado una reducción en la progresión de la miopía comparado con otros métodos de reducción. Hoy por hoy es la mejor forma de controlar la progresión de la miopía.

MiopiaDeben ser usadas cada noche para mantener el efecto deseado. De no usar las lentes, la córnea siempre vuelve a la forma original (esto asegura la inocuidad de la técnica, al ser todos los efectos reversibles).

Es un tratamiento totalmente seguro

La Ortoqueratología es un procedimiento totalmente reversible y seguro. El uso de las lentillas especiales debe realizarse todas las noches para mantener la visión nítida durante el día. En caso de dejar de usar las lentillas especiales, en un periodo de 1 a 3 semanas se recupera la visión inicial, teniendo que volver a usar gafas o lentillas convencionales.

Las lentes de contacto se han usado para realizar Ortoqueratología desde los años 60. Los estudios científicos realizados hasta la fecha no han documentado ningún riesgo de salud para los ojos, excepto los normales al usar lentes de contacto (todas las lentes de contacto tienen riesgos de irritación ocular transitoria, que cesan al extraer las lentes de los ojos, y no requieren tratamiento*). El uso diurno y nocturno de la Orto-K ha recibido en USA la aprobación de la FDA, la institución americana que regula los tratamientos médicos y farmacológicos.

*El tratamiento solo es necesario en caso se sufrir algún tipo de anomalía o infección corneal, riesgo que está normalmente relacionado con una baja higiene o un mal seguimiento de las instrucciones de uso.

Ventajas frente a otras técnicas

El objetivo principal de la Orto-K es ver libremente sin gafas ni lentillas durante el día.

  • Permite ver libremente sin gafas ni lentes de contacto en pacientes que no pueden (por tener córneas demasiadas delgadas) o no quieren operarse con cirugía láser.Orto-k
  • Al no tener necesidad de ninguna ayuda óptica como las gafas o lentillas, es ideal para los deportistas.
  • Perfecta para personas que trabajan en ambientes con polvo o suciedad, que sufrirían molestias con gafas o lentillas.
  • Es una alternativa muy válida en los casos donde no es posible efectuar una adaptación de lentes de contacto debido a una mala calidad de lágrima.

En resumen, el tratamiento de Orto-K es una de las mejores opciones que se puede ofrecer a los pacientes con una graduación moderada que desean prescindir de las gafas o de las lentes de contacto convencionales. Es una técnica mínimamente invasiva y reversible, que resulta atractiva para las personas que no están seguras de querer someterse a la cirugía refractiva (lasik, lasek, PRK…) o que son demasiado jóvenes para ello.